jueves, 23 de mayo de 2013

¡Hay un ángel más en el cielo!

...y en un mes ya de por sí triste, por la ausencia de mi madre, hemos tenido que aceptar la despedida física de mi padre el día 7 del presente mes. No es nada fácil aceptar que ya no estará con nosotros (en su forma material), pero aún con dolor sé que brazos más amorosos lo reciben para darle una bienvenida a nuevos horizontes.Te despido con fanfárrias Papi, a tus 94 años y con los sufridos últimos años, para mí, te ganaste el cielo...

Compañeritos y compañeritas, he aquí el por qué no he publicado, pero estoy dándome ánimos para seguir adelante, nos vemos pronto... ¡aaadiúuu!

4 comentarios:

Pilar Garcia de la Cueva dijo...

Como siento la perdida de tu papá, y comprendo tu tristeza, pero piensa que es ley de vida, y que El estará alli tranquilito junto a tu Mama, ¡Animos!.
un bsto.

RTA dijo...

Yo tambien perdi a mi madre en el mes de marzo y comprendo tu tristeza es por eso lo importante de amar y cuidar de los nuestros cuando aun hay tiempo. Te acompaño en tu dolor y te pongo una reflexion que encontre en internet.
"... no hay nada que pueda sustituir la ausencia de una persona querida, ni siquiera hemos de intentarlo; hemos de soportar sencillamente la separación y resistir. Al principio eso parece muy duro, pero, al mismo tiempo, es un gran consuelo. Porque al quedar el vacío sin llenar nos sirve de nexo de unión.
Es equivocado decir que Dios llena ese vacío. Dios no lo llena en modo alguno, sino que precisamente lo mantiene vacío, con lo cual nos ayuda a conservar -aunque sea con dolor - nuestra auténtica comunión.
Por otra parte, cuanto más hermosos y ricos son los recuerdos, más dura resulta la separación. Pero la gratitud transforma el suplicio del recuerdo en una callada alegría. Uno no lleva en sí la belleza pasada como un aguijón, sino como un valioso regalo.
No hemos de hurgar en los recuerdos y entregarnos a ellos, como tampoco miramos continuamente un valioso regalo, sino sólo en ocasiones especiales, para guardarlo el resto del tiempo como un tesoro escondido de cuya posesión estamos seguros. Entonces emanan del pasado una alegría y fuerzas duraderas."
Dietrich Bonhoeffer

Beatriz Hdez. Aggi dijo...

Maggy, apenas hoy he podido dar una vueltita. Siento mucho tu pérdida... un gran abrazo!

María José Belmonte Mondéjar dijo...

Una maravilla de post.Si se ha ido con vuestro amor y 94 años ha cumplido su misión.Rezad,pero dejadle ir en paz.Tu dolor nadie te lo puede quitar.Jesús lloró ante la muerte de su amigo Lázaro.Permítete tu duelo,que es necesario,para superar la pérdida y llora y al que no le guste que se dé la vuelta.
Un padre es un padre tenga la edad que tenga.Que el Padre lo acoja en su gloria.